Señalan choferes de Tuzobús despidos injustificados y explotación laboral

Vanguardia y Cambio los obliga a doblar turno sin pago extra y no se les permite descender de las unidades para comer o ir al baño hasta por 10 horas, aseguran

Oliver García – PACHUCA

Conductores de las unidades del Sistema de Transporte Masivo Tuzobús acusaron que la empresa Vanguardia y Cambio SA de CV los obliga a doblar turno sin pago extra, no se les permite descender de las unidades para comer o ir al baño hasta por 10 horas y otros más fueron despedidos de manera injustificada.

El 3 de junio de 2019, por deficiencias en el servicio, el gobierno del estado quitó la concesión a la empresa Corredor Felipe Ángeles SAPI de CV y el 2 de diciembre de 2019 la asignó temporalmente la administración y operación del Tuzobús a la firma, que también es concesionaria de la línea 1 del Metrobús en la Ciudad de México desde 2013.

Además, la empresa tiene un contrato con el gobierno estatal por 32 millones de pesos para arrendar 20 unidades alimentadoras y para la estación Central de Autobuses.

Sin embargo, de acuerdo con Federico Hernández, uno de los conductores, las condiciones para los trabajadores se endurecieron y terminaron con su despido, por el cual interpuso una demanda en la Junta de Conciliación y Arbitraje.

“El día 3 de la semana pasada tuve un accidente en la colonia Abetos. Me orillé para hacer del baño, pero el camión se atascó y se quedó en una zanja porque estaba toda la tierra suelda. No le pasó daño al carro, me fueron a auxiliar y seguí trabajando”, relató.

Lee también:  Por Covid-19, IEEH aprueba suspensión de proceso electoral

Según el quejoso, al siguiente día fue bajado de la unidad a las 10:30 de la mañana y esperó hasta las 17:00 a las oficinas centrales, donde le informaron que fue dado de baja con el argumento de que atentaba contra la empresa.

“Yo les dije, nosotros tenemos la necesidad de ir al baño, de buscar baldíos porque ustedes como empresa no nos ponen ni baños ni nada. El contador me respondió: ustedes deben venir con la mentalidad de que no se deben bajar para nada del carro, de comer ni de ir al baño, son 10 horas’”.

Las partes comparecerán el jueves en el órgano estatal para conciliar las condiciones en las que dejó de laborar en la empresa.

Irregularidades

Otro de los empleados manifestó que algunos compañeros corren riesgo de sufrir represalias, como ser suspendidos porque se negaron a tomar el segundo turno, es decir, trabajaron el primero, pero se rehusaron a continuar en el otro porque no se los pagan.

Explicó que en promedio perciben dos mil pesos a la semana y por los malos tratos de la firma cerca de 16 personas han dejado de laborar y sus plazas no han sido cubiertas, por lo que se les exige extender sus horarios laborales.