Seis de cada 10 ciudadanos señalan impunidad en Hidalgo

La mayoría de la gente no denuncia los delitos por no saber a quién acudir, miedo a represalias o desconfianza en las autoridades: informe del INE

Oliver García – PACHUCA

El “Informe Hidalgo sobre calidad de la ciudadanía. Justicia, participación ciudadana, valores y sociedad civil” reveló que seis de cada 10 ciudadanos consideran que en la entidad no se respetan las leyes, pues 40 por ciento respondió que se acatan “poco” y 19 por ciento que “nada”.

El documento elaborado por el Instituto Nacional Electoral (INE) menciona que la legalidad se aplica de manera desigual porque está “politizada”, es decir existen privilegios para algunos y se puede negociar o desobedecer la ley.

Según el estudio, 28 de cada 100 sondeados consideró que si las autoridades no actúan en un caso de homicidio la comunidad tiene “derecho en parte” de hacer justicia por su propia mano y 18 afirmó que “sí tienen derecho”.

En la encuesta, 38.9 por ciento de las personas refirió tener conocimiento de delitos acontecidos en su localidad -como extorsión, homicidios, asaltos y robo a casa o de automotores-, pero en 55.36 por ciento de los casos no se actuó legalmente por no saber a quién acudir, miedo a represalias o desconfianza en las autoridades.

Una de las causas de la falta de cohesión y participación de la ciudadanía es la prevalencia del clasismo, racismo y la discriminación, menciona.

Lee también:  Plantea regidora condonar 50% de predial por pandemia

En la entidad, 53.68 por ciento de los sondeados consideró que se discrimina a las mujeres, 55.78 por la apariencia física, 53.79 por clase social, 48.98 por color de piel, 44.58 por orientación sexual, 48.11 por ser indígenas, 38.69 por votar a favor de algún partido político y 29.12 por preferencia religiosa.

Cinco clases de ciudadanos

El documento refiere cinco clases de ciudadanía. La primera es “Activa” porque los sujetos conocen y aceptan la ley y pueden enfrentarse al sistema legal, además de que mantienen una posición crítica a las normas e instituciones.

La segunda es la de “Baja intensidad”, que responde a conductas “clientelares”, pues aunque haya elegido por voto a la autoridad, no cree en ésta, es decir “no quiere al gobierno, pero todo lo espera de éste”. Según el documento, la mayoría de la población hidalguense se encuentra en este supuesto.

La ciudadanía “Multicultural” es aquella en la que los habitantes, por razones de origen étnico, no se sienten protegidos por las leyes, sino que su comunidad tiene sus propios sistemas normativos. Participa de forma parcial en la vida democrática.

En la “Tradicional”, el ciudadano se enfoca sólo en sus intereses particulares y familiares, mientras la “Inactiva” se refiere a la población que desconoce la ley, es de estrato social bajo y nos se involucra en los problemas o asuntos de su barrio o colonia.