Reporta SSH avance de 82% en vacunación antiinfluenza, pero pide no bajar la guardia

De los 68 casos registrados en la entidad hasta el momento, 24% corresponde a personas mayores de 65 años y 49% a pacientes con alguna comorbilidad

Redacción – PACHUCA

La campaña de vacunación contra la influenza aún no culmina, y a pesar de que el 15 de diciembre se cumplió la meta programada de vacunar al 70 por ciento de la población objetivo, aún no se puede bajar la guardia, de manera fundamental con los grupos de riesgo que acuden con menor frecuencia a solicitar este biológico.

De acuerdo con Héctor Farfán Téllez, coordinador estatal del Programa de Enfermedades Respiratorias Agudas e Influenza de la Secretaría de Salud en Hidalgo (SSH), aunque a la fecha ya se lleva más de 82 por ciento de vacunación, personas que dependen de otras para acudir a alguna unidad médica por su vacuna, como adultos mayores, mujeres embarazadas, niños o personas que cursan con algún padecimiento crónico, se vuelven más vulnerables a contraer el virus.

De ahí que, de los 68 casos registrados en la entidad hasta el momento, 24 por ciento corresponde a personas mayores de 65 años y 49 por ciento a pacientes con alguna comorbilidad, como hipertensión arterial, obesidad, asma, EPOC, enfermedades cardiacas o inmunosupresión.

De acuerdo con el especialista, existe una triada de síntomas que obliga a las personas a acudir a la unidad de salud más cercana: presentar fiebre mayor a los 38.5 grados, tos y dolor de cabeza, sintomatología que requiere la atención de un médico, pues es el único profesional que debe diagnosticar y en su caso recetar el tratamiento antirretroviral.

Lee también:  Quiere Pachuca 10% de ingresos de Caasim y lugar en Junta de Gobierno

En un comunicado, la SSH destacó que las unidades del sector salud aún cuentan con vacunas para atender la demanda de los grupos, además de que, ante los síntomas descritos, en ninguna circunstancia la población debe auto medicarse, pues esto representaría complicar aún más la enfermedad.

Del mismo modo, y debido a que persisten las bajas temperaturas, la dependencia insistió en dar continuidad a las siguientes medidas preventivas:

  • Lavado de manos, estornudo de etiqueta, no escupir, no tocarse la cara con las manos sucias, limpieza y desinfección periódica de superficies y objetos de uso común.
  • Utilizar gorro, guantes, bufanda (cubrir nariz y boca) y calcetines gruesos.
  • Evitar la exposición a cambios bruscos de temperatura y corrientes de aire.
  • Consumir agua natural de manera abundante, así como frutas y verduras, sobre todo las amarillas y verdes ricas en vitaminas A, C y D para fortalecer el sistema inmunológico.
  • Y la más importante, vacunarse en caso de pertenecer a los grupos blanco y de riesgo, pues se estima que la aplicación de la vacuna pierde efectividad después de 48 horas de la aparición de los primeros síntomas.